¿Cristo Viene o No?

Has escuchado alguna a vez alguien decir que "Cristo no acaba de venir y por lo tanto, parece que su venida ya no sucederá?” La realidad es que vivimos en una época donde muchas personas no creen en el retorno de Cristo por su iglesia, y en muchas iglesias no se enseña sobre la venida del Señor. Por otro lado, se han levantado falsos profetas, maestros y líderes religiosos con gran poder económico y social, que influyen sobre las multitudes, hasta el punto donde ellos han creado una estela de duda sobre la esperanza viva de los hijos de Dios, el arrebato de la iglesia de Jesucristo.

Porque se levantarán falsos Cristos, y profetas; y darán señales grandes y prodigios; de tal manera que engañaran, si es posible, aun a los escogidos. |Mateo 24:24 RVR 1909|No debemos estar sorprendidos sobre lo que hoy nuestros ojos miran y lo que nuestros oídos escuchan porque ciertamente vivimos en los días donde nuestra redención esta cada día más cerca. Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca. Lucas 21:28

En vista de que muchas personas se preguntan si todavía Cristo viene o no, debemos sumergirnos en la Palabra de Dios, la fuente de todas las respuestas, el libro que aguarda la esperanza de toda la humanidad. Antes de explorar lo que Las Sagradas Escrituras nos dicen, primero debemos establecer que la segunda venida de Cristo no tiene ninguna relación con el arrebato de la iglesia, pues es un suceso totalmente diferente. El arrebato de la iglesia tomará lugar:

• El arrebato ocurrirá antes de la tribulación.

porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera. 1 (Tesalonicenses 1:9-10Reina-Valera 1960

La segunda venida de Cristo tomará lugar:

• Después de la Gran Tribulación.

E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. (Mateo 24:29-30)

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra se lamentarán sobre él. Así sea. Amén. (Apocalipsis 1:7)

A continuación, examinaremos tres importantes profecías sobre el arrebato De la Iglesia.

#1. EL ARREBATO VENDRÁ DE SORPRESA

A todos nos gustan las sorpresas! Pero esta sorpresa no será para gusto de muchos, al saber que muchos desaparecerán en un momento inesperado, sin posibilidad ninguna de advertencia. La fe en las infalibles promesas de Dios, son aquellas que sostienen a todo hijo de luz tranquilo, confiado, y descansando sobre la esperanza que aguardamos. Lamentablemente, no será una día feliz para aquellos que no creyeron en el unigénito hijo De Dios.

Jesus comparó a este evento con un ladrón. Nadie se sienta a esperar el día que el ladrón aparece a robar. Si sabríamos cuando viene el ladrón, ya no sería un ladrón, o al menos un ladrón inteligente. Estaríamos listos para correrlo de nuestra casa. Desafortunadamente, nadie conoce el día y hora que el ladrón aparecerá. Así será como Cristo aparecerá para llevar consigo aquellos que aman su venida. Muchos desaparecerán en un instante, pero también muchos se quedarán para enfrentarse al castigo aguardado para los incrédulos. De acuerdo a la Biblia no queda ninguna estela de duda que El arrebato ocurrirá, sin previo anunció.

Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. (Mateo 24:40-44)

Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche;en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. (2Pedro 3:10)

Preguntado por los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia, (Luc 17:20)

#2. EL ARREBATO CAUSARÁ CAMBIOS EN NUESTRA NATURALEZA FISIOLÓGICA

Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 1Conrintios 15:50-52

Pablo describe con detalles varios acontecimientos que ocurrirán en el arrebato. En esta ocasión compartiré al menos dos de ellos.

• Cambios en nuestra naturaleza física

Nuestro cuerpo pasara por en un cambio de naturaleza terrenal a celestial, de corruptible a incorruptible. Este cambio se reconoce como, una transformación. Algo que es transformado de su estado original, tiene que pasar por un proceso de cambios. Estos cambios normalmente son permanentes. Nadie hace cambios para empeorar, sino para mejorar el estado posterior de algo. Podemos considerar la transformación de nuestra naturaleza, a una mejor, igual a la De Dios. Una naturaleza exenta de enfermedades, tristezas, pecado, y muerte. Nuestro cuerpo será como el de las criaturas celestiales. Está comprobado por la ciencia, de que ningún ser humano puede viajar al espacio, sin un equipaje que le proteja en el espacio, donde no hay oxígeno, y los humanos no pueden habitar. El cuerpo que recibiremos al instante del arrebato, tiene todo lo que necesitamos para atravesar el espacio sin ninguna dificultad.

Este cuerpo no está regulado por las leyes de la física. Lo sobrenatural De Dios, no puede ser regulado por lo natural. Dios no se sujeta a leyes físicas. Las leyes físicas están por debajo de las leyes espirituales, las cuales gobiernan sobre lo natural.

• Los muertos resucitados

Todos los creyentes que aguardaron la fe, y que murieron aguardando la esperanza del día de la resurrección, donde volverán a vivir, para no volver a morir por toda una eternidad. Pablo dice: Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. (1 Tesalonisenses 4:16)

Los muertos tendrán el privilegio de resucitar y recibir su nuevo cuerpo de gloria, y encontrarse en las nubes con el Señor, antes de los vivos. Nuestras amistades, familiares, conocidos, y toda persona que partió de esta tierra con Cristo en su corazón, con quien nos relacionamos en un momento determinado en nuestras vidas, nos reuniremos en las nubes con ellos. Vamos a ganar sea que vivamos o muramos.

Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así que, sea que vivamos o que muramos, somos del Señor. (Romanos 14:8)

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 8:38-39

#3. EL ARREBATO ES PARA LOS QUE GUARDAN LA PALABRA DE DIOS

Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

(Apocalipsis 3:10)

Dios ha prometido guardar aquellos quienes guardan su palabra. Se aproxima el día temible y terrible del Señor. ¿Quién podrá detenerlo? Viene un día donde todos aquellos que no aceptaron el dador de la vida, aquel que se hizo pecado para que todo aquel que en el creyera escapara de la ira del día final, serán avergonzados. Pero cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también lo negaré delante de mi Padre que está en los cielos. (Mateo 10:33)

En arrebato solo participarán todas aquellas personas que han guardado la Palabra De Dios. Esto lo que la practican y la aman con todo su corazón. La Palabra De Dios, es la fuente que sacia la sed de los sedientos, es el mapa que nos muestra el camino. Sin su palabra sería muy difícil conocer a Dios. La Palabra De Dios es la esperanza viva de la humanidad. Todo Dios lo juzgará por su palabra.

La hora de la prueba no es semejante a ningún evento que la humanidad haya experimentado jamás. Este periodo de tiempo es una etapa donde habrá muchas confusión en la tierra. La iglesia de Cristo no estará presente, por que fue arrebatada, y esta en el cielo con Cristo. Por lo tanto, ya no estando la iglesia presente, La Luz del mundo, solo habrá tinieblas. En el presente, la iglesia del Señor alumbra al mundo, y sin la iglesia el mundo esta completamente en desolación espiritual.

Quiero dejarte con estas dos preguntas.

¿Te has alguna vez preguntado adónde estarás en el día del conflicto final? ¿Serás parte de los que estarán en el arrebato, o de los que quedaron en la tribulación?

Examínate!

 

Pastor Ulises Himely